Ahuyentadores de gatos

Antes de adquirir un ahuyentador de gatos tenemos que hacernos las siguientes preguntas:

1. ¿Sabemos por dónde acceden los gatos?
2. ¿Cuántos m2 o metros lineales queremos proteger?
3. ¿Podemos limpiar bien la zona que queremos proteger?

Hay 3 formas diferentes de ahuyentar a los gatos: ultrasonidos, repelentes o pinchos.

Ultrasonidos para gatos

Los sistemas de ultrasonidos generan una molestia insoportable al gato. Los gatos al percibir el ultrasonido consideran que están en un entorno hostil y ya no regresarán pasados unos días. Los ultrasonidos no perjudican a la salud humana y no los oímos.

Los ahuyentadores de gatos con ultrasonidos funcionan de un modo discreto y sin causar ningún daño al animal y pueden ahuyentar gatos de jardines, patios, garajes, terrazas, muros, sofás, porches, parterres, flores etc.

Características de los ahuyentadores de gatos

Para adquirir un ahuyentador de gatos debe reconocer qué características le convienen al aparato para su caso concreto y podemos resumirlo en 4 puntos:

Pilas recargables: las pilas se pueden recargar con USB o con placa solar. Tendrá que prever cuanto tiempo puede estar fuera de casa sin recargar si elige un ahuyentador sin placa solar. Las pilas sin placa solar duran unos 6 meses.
Sensor de movimiento: el ahuyentador de gatos con sensor de movimiento es la mejor opción siempre que sepa por donde acceden los gatos. Si no sabe por donde entran o no hay suficiente perspectiva para captar la presencia del gato no tiene sentido comprar un aparato con sensor de movimiento.
Modo continuado: el ahuyentador de gatos con ultrasonidos de modo continuo se debe adquirir si no sabe por donde entran exactamente o simplemente pueden entrar por todas partes. Este dispositivo permite que las ondas se emitan de forma cíclica sin la necesidad de captar el movimiento del animal.
Estaca: para clavar en la tierra o macetas si no tenemos otro modo de sujetarlo a pared o árbol.

Los ultrasonidos son un medio muy eficaz pero en ocasiones no funcionará si:

  • Hay presencia de alimentos o agua.
  • Mala colocación del aparato: los ultrasonidos no traspasan paredes, ni techos, ni ventanas, ni muros. Si hay obstáculos no funcionará.
  • No detecta la presencia del gato por la mala colocación del aparato: lejanía, a mucha altura, obstáculos, o simplemente el gato pasa por otro lado y el sensor no se activa.
  • Suciedad: no se retiran las heces o no se limpia bien la orina (que contiene feromonas atrayentes). La suciedad es un atrayente para los gatos.
  • Hay otros gatos alrededor, en casas vecinas o en la calle y atrae a los gatos.

Repelentes para gatos

Todos los repelentes son eficaces ahuyentadores de gatos, pero no todas las situaciones son iguales.

Antes de comprar tiene que preguntarse lo siguiente:
1. ¿Con qué frecuencia puedo echar el producto?
2. ¿Llueve mucho en el lugar que lo voy a usar?
3. ¿Tenemos la opción de limpiar bien las deposiciones del gato?

Si no se puede aplicar con frecuencia o llueve mucho es preferible usar granulado o gel porque son más persistentes. En contrapartida, el gel mancha más y el granulado es visible.

El líquido o el polvo que se diluye en agua es más discreto y no mancha, pero en caso de lluvia tenemos que volver a usarlos.

Siempre que se usen los repelentes se tiene que limpiar previamente el terreno o fachada con abundante agua para eliminar las feromonas. También disponemos de un producto específico para limpiar y eliminar las feromonas atrayentes que las deposiciones de los gatos contienen.

Pinchos para gatos

Los pinchos de plástico recortables son excelentes ahuyentadores de gatos para poner sobre vallas, muros, muretes, alféizares, sofás y zonas de paso son una solución infalible ya que el gato no querrá acceder o atravesar una zona en la que puede dañarse. Los gatos antes de saltar o atravesar una zona se aseguran de que no habrá ningún problema y ni siquieran tratarán de acceder a un recinto que tenga esos pinchos.

Captura

Para perreras municipales o para protectoras de animales disponemos de jaulas de captura y reubicación y perchas.