Ahuyentadores de perros

Tenemos que diferenciar 3 tipos de ahuyentadores de perros:

  1. Ahuyentador de perros agresivos para excursionistas, peatones, repartidores, ciclistas o situaciones similares.
  2. Ahuyentador de perros para que no orinen o defequen en las fachadas.
  3. Anti ladridos de perros de los vecinos.

Ahuyentadores de perros agresivos

Hay 2 formas de repeler el ataque de un perro agresivo:

Ultrasonidos para perros

Los ultrasonidos son vibraciones mecánicas de frecuencia superior a la de las que puede percibir el oído humano, sin embargo, los perros las oyen y les generan molestias. Al detectar los ultrasonidos, los perros sienten una molestia en su sistema auditivo y nervioso y consideran ese lugar como hostil y peligroso. El perro no se acercará y seguirá otro camino.

Se trata de un método preventivo, eficaz, discreto y que no daña a los perros.

Se debe apuntar de forma clara y directa al perro y procurar estar tranquilo. Lo ideal es usarlo a unos 6 metros de distancia para que funcione al 100%.

Antes de comprar tenga en cuenta la comodidad del producto por dimensiones y peso.

¿Cuándo no funciona el ultrasonido para perros?

  • Cuando el perro está entrenado para defender un territorio (casa) o rebaño. Evidentemente la onda le genera molestias, pero su instinto o la educación recibida de sus dueños no facilitará que se vayan.
  • Cuando hay varios perros.
  • Cuando el perro está muy lejos.
  • Cuando el perro es muy mayor y pierde oído.
  • Cuando hay obstáculos como paredes, vegetación, o un bolso o bolsillo.
  • Cuando hay mucho ruido en la calle y el ultrasonido se difumina con el sonido exterior.

Spray de defensa

Se trata de un spray pimienta para protegerse de los perros o de los dueños de los perros.

Debe usarse a 4 metros de distancia del perro y usarlo única y exclusivamente en caso de legítima defensa. El uso de spray es legal siempre que se use de forma legal.

Usar un spray para perros es un método infalible, pero es un sistema agresivo y puede tener problemas con el dueño del perro.

En ningún caso lesiona al perro, pero lo inmovilizará unos minutos.

Ahuyentador de perros para que no orinen o defequen en las fachadas

Los perros son animales territoriales y marcan su territorio Para evitar que vuelvan a orinar o defecar podemos aplicar estos productos:

Antes de la aplicación de un repelente se tiene que limpiar a conciencia la zona a tratar. Es casi tan importante eliminar los restos de orina o excremento como las feromonas que tienen. Esto se consigue con desinfectante y abundante agua o aplicando el limpiador específico de feromonas.

Repelentes para perros

Los repelentes crean un olor desagradable para ellos y evitan que hagan sus necesidades en una zona concreta. Es una barrera de olor.

Antes de comprar tiene que preguntarse lo siguiente:

  • ¿Con qué frecuencia puedo echar el producto?
  • ¿Llueve mucho en el lugar que lo voy a usar?
  • ¿Es conveniente que se vea el producto?

Si no se puede aplicar con frecuencia o llueve mucho es preferible usar granulado o gel porque son más persistentes. En contrapartida, el gel mancha más y el granulado es visible. El líquido en spray o el polvo que se diluye en agua es más discreto y no mancha, pero en caso de lluvia tenemos que volver a usarlos.

Ultrasonidos para fachadas y paredes de orines

Estos dispositivos son eficaces siempre que el perro asocie ese lugar con un sitio donde hay ultrasonidos y por tanto molestia.

¿Cuándo no son eficaces los ultrasonidos en fachadas y paredes?

Si los coloca dentro de su casa con las ventanas o puertas cerradas porque no traspasa paredes.

  • Si los instala a muchos metros del suelo donde orinan los perros porque pierde intensidad.
  • Si el dueño del perro decide que orine o defeque en ese lugar el perro no tendrá elección y orinará allí.

 Antiladridos de perros

El mejor método para acallar a los perros es mediante un collar antiladridos que emite descargas de ultrasonidos cuando el perro ladra.

Sabemos que es muy difícil que el dueño del perro que ladra acepte el uso de ese collar porque habitualmente no suelen ser personas razonables y tratan al perro como a un humano sin pensar en los vecinos.

Métodos alternativos:

El perro tiene que asociar su ladrido con una molestia siempre, a poca distancia y sin obstáculos.

Lo recomendable sería usar un ahuyentador continuo de ultrasonidos para alejar al perro de la zona y que ladre más lejos. Otra alternativa es usar sonidos o ruidos molestos para que se aleje el perro, pero haciendo eso podríamos estar molestando a los vecinos.

¿Cuándo no funcionan los ultrasonidos para acallar los ladridos?

  • Hay paredes, ventanas, puertas, vallas, techos, verjas, árboles entre medio. Los ultrasonidos no traspasan obstáculos.
  • Si hay 2 o más perros.
  • Si está a más de 5 metros lineales.
  • Si solo molestamos al perro de vez en cuando, no siempre.