Canis familiaris o Canis lupus familiaris

Antiladridos de perros

Los ladridos son una forma de comunicación entre perros, sin embargo, algunas veces sus ladridos excesivos impiden que se pueda concentrar en las tareas que se están realizando, e incluso dormir por las noches.

Pero una de las soluciones para esta problemática se trata de los antiladridos. Estos aparatos funcionan emitiendo ultrasonidos que espantan a los perros. Cada vez que empiece a ladrar más de lo debido y se active el aparato, el animal asociará sus ladridos con el sonido molesto, y dejará de ladrar.

Los antiladridos tienen varias funciones, por ejemplo, sirven para hacer callar a los perros de los vecinos, pero también ahuyentan a perros que deseen molestarte en los parques. Por otra parte, los usan para amaestrar a perros propios también.

Características de los antiladridos

Los antiladridos cuentan con varias ventajas a destacar. Una de ellas es que su alcance es considerable, aunque el alcance puede variar dependiendo del modelo. Puede llegar a las distancias que indica, siempre y cuando no haya barreras de por medio.

Además su sonido es inaudible para los humanos, por lo que no se percibirá su presencia. Cabe destacar, que su sonido no daña al animal por lo que es de gran seguridad.

Tipos de antiladridos

  • Sistemas antiladridos por ultrasonidos: Son la forma más común y la que se menciona arriba. Consisten en aparatos (los hay en forma de collar también) que emplean sensores para detectar ladridos y automáticamente emitir un sonido solo perceptible para los perros.
  • Collar antiladridos por spray: Estos collares funcionan emitiendo un spray cuando el perro ladre. El spray es de olor cítrico, por lo que no le agrada y dejará de hacerlo cada vez con menos frecuencia. Otra alternativa es la del collar por impulsos electroestáticos, que dan pequeñas descargas en el perro.

Como consejo, hay que verificar que el animal no esté siendo perjudicado por estos aparatos, porque si bien no están diseñados para hacerle mal, algunos perros son más sensibles que otros.

Los antiladridos tampoco son métodos de castigo, por lo que no está bien emplearlos para este propósito. Por lo tanto, si observas que un perro sufre por ellos, lo mejor será buscar  otro camino.

  • ahuyentador de ultrasonidos de gatos
  • Collar para perros no volverá a ladrar más, mientras lleve puesto el collar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
×

¿Cómo le podemos ayudar?

×