Topos: oído, vista y olfato

En España existen dos tipos de topos:

El topo europeo: De color negro intenso, el topo europeo posee un hocico alargado y los ojos descubiertos por un pequeño orificio en la piel. Puede encontrarse en toda la zona del norte de la península: Asturias, Santander, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña y Valencia.

El topo ibérico: Su color  varía del negro al gris. Su hocico es corto, cola velluda y sus ojos siempre están ocultos bajo la piel. Es muy común encontrarlo en toda la península ibérica.

El hábitat de esta especie normalmente se encuentra a medio metro o un poco más debajo del suelo.

Suelen crear su madriguera en espacios defendidos por vegetación como arbustos espinosos, en las raíces de un árbol o al pie de un muro para evitar la lluvia y los agentes externos que pudieran destruir su vivienda.

Huyen a los terrenos húmedos en exceso y de los que permanecen secos durante la mayor parte del tiempo.

La madriguera del topo ibérico consiste en una conexión de túneles que se encuentran entre sí y que llegan a una cámara central, donde se sitúa el  nido y que puede estar debajo de una piedra o un matorral. Esto para prevenir el descubrimiento de la vivienda por elementos externos a ella.

  • ¡Oferta! Ahuyentador granulado de topos
  • Modificador de conducta de topos. Scare Land Granulado
  • Ultrasonidos serpientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
×

¿Cómo le podemos ayudar?

×